Agregamos valor a cada paso

Cada año, el Departamento de Desarrollo de Prototipos de ENCAVA ejecuta entre 27 y 30 proyectos de mejora o innovación de productos. Este equipo de vanguardia da continuidad a una tradición innovadora que comenzó, hace ya muchos años, con la decisión de desarrollar chasis propios, adaptados a las características de nuestra vialidad y a los diseños propios de la empresa.

Encava fue el primer fabricante de autobuses que introdujo con éxito en Venezuela las transmisiones automáticas. Actualmente, la mayoría de sus autobuses funcionan con transmisiones automáticas electrónicas. Asimismo, es pionera en la incorporación de motores ecológicos, cumpliendo así con las regulaciones internacionales sobre emisiones a la atmósfera. Es, además, la única fábrica de autobuses del país en emplear carrocerías de aluminio, que gracias a su bajo peso y alta resistencia a la corrosión redundan en múltiples beneficios para el rendimiento y duración de los vehículos. Las estructuras de acero galvanizado de alta resistencia, por su parte, resultan más seguras que los tubos estructurales utilizados por otros fabricantes.

La búsqueda permanente de los mejores recursos tecnológicos se expresa, por dar un ejemplo especialmente destacado, en una cortadora láser de última tecnología, que permite obtener con rapidez y precisión toda una diversidad de piezas de acero y aluminio a partir de diseños propios. Otro tanto puede afirmarse de máquinas que, como las dobladoras de alta eficiencia, aceleran e imprimen calidad al proceso productivo.

Muchas innovaciones de ENCAVA se han enfocado en desarrollar cabinas cada vez mejores en términos de diseño, resistencia a impactos y funcionalidad; acordes con las normativas nacionales e internacionales.

Los trabajadores, por su parte, se suman al trabajo innovador proponiendo mejoras que nuestros expertos estudian, adaptan y eventualmente incorporan.

El ingenio se aprecia, a veces, en pequeños detalles de alto impacto. Un caso emblemático es el sistema de rotulación de cables desarrollado en ENCAVA, que acabó con la engorrosa identificación por colores y facilitó extraordinariamente el armado de los sistemas eléctricos. El cableado de nuestras unidades hoy es todo blanco, y cada cable lleva impresa la función que cumple y permite así su fácil y correcta conexión.

El próximo paso es la incorporación progresiva de elementos robóticos en diversas fases productivas, relacionadas con soldaduras, fabricación de ventanas y otros aspectos.